La evolución

By | 15/11/2014

INTRODUCCION

«La evolución orgánica constituye una serie de transformaciones parciales o completas e irreversibles de la composición genética de las poblaciones, basadas principalmente en interacciones alteradas con el ambiente. Consiste principalmente en radiaciones adaptativas a nuevos ambientes, ajustes a cambios ambientales que se producen en un hábitat determinado y el origen de nuevas formas de explotar hábitats ya existentes. Estos cambios adaptativos dan lugar ocasionalmente a una mayor complejidad en el patrón de desarrollo, de las reacciones fisiológicas y de las interacciones entre las poblaciones y sus ambientes»

La moderna teoría de la evolución surgió en los años treinta y cuarenta como síntesis de los conocimientos genéticos y del concepto darwiniano de selección natural. Esta teoría de la evolución ha ido invadiendo progresivamente todas las disciplinas biológicas y ha contribuido a su desarrollo y enriquecimiento. La teoría de evolución es en realidad la teoría biológica de mas amplio alcance.

Simultáneamente, la moderna teoría de la evolución se ha visto ampliada gracias a la contribución de otras disciplinas biológicas como la zoología, botánica, antropología y paleontología: fisiología, microbiología y bioquímica: biología de las poblaciones experimental y matemática: ecología y sistemática: genética y biología del desarrollo. El moderno paradigma de la evolución se denomina a menudo teoría sintética precisamente porque integra las contribuciones de tantos campos de conocimiento científico.

El concepto de evolución, actualmente básico para las ciencias biológicas, ha suministrado respuestas nuevas y en cierta forma revolucionarias a preguntas que el hombre se había estado haciendo durante siglos. Entre dichas preguntas, las dos mas importantes son: ¿ Por que estoy aquí, cual es el fin de la existencia humana? Y ¿Cual es la naturaleza del mundo vivo que nos rodea?. La evolución nos dice que existimos por una serie de acontecimientos y procesos que han dado lugar a los millones de organismos que nos rodean. Los procesos mas importantes son: 1) Las interacciones entre los distintos organismos y su ambiente que difieren enormemente tanto histórica como geográficamente: 2) La continuidad de la herencia y de la tradición cultural, y 3) La alteración esporádica de dichas regularidades por cuestiones de azar. Ahora se están comenzando a percibir los efectos de esa revolución en la forma de pensar. Si el hombre ha alcanzado su estado actual como resultado de procesos naturales y no como una consecuencia de una fuerza sobrenatural, puede aprender a controlar dichos procesos.

Puede mejorar su condición humana mediante el análisis de los fenómenos naturales, la síntesis de ideas y actuando para percibir objetos bien definidos. Las limitaciones que se van a superar estriban principalmente en la dificultad que tenemos para comprender la vasta complejidad del mundo que nos rodea, así como el peso de la tradición, el conservadurismo de la herencia cultural y el egoísmo de los individuos que restringe nuestra capacidad para actuar basándonos en los principios subyacentes a los procesos naturales. Para resolver los problemas actuales tenemos, por tanto, que comenzar por aprender lo máximo posible acerca de la naturaleza y del origen de los organismos vivos, incluidas las complejas sociedades humanas: en segundo lugar tenemos que idear métodos adecuados y seguros para traducir estos conocimientos en forma de acciones constructivas.

LA POLEMICA EVOLUCIONISTA

El hombre es el rey de la creación. Este grito elemental de orgullo se encuentra en el fundamento de todas las culturas. La situación del primer hombre en el relato del Génesis es paradigmatica. Modelado del Barro de la Tierra, ocupa el centro de un jardín; plantas y animales tiene otro objeto que estar a su servicio y el conjunto de astros gira sobre él, centro del mundo. Freud postulaba que el desarrollo de la ciencia ha infligido 3 duras heridas a esta ingenua autosatisfacción narcisista. La primera por obra de Copernico; la tierra gira alrededor del sol y no es, en definitiva, mas que un pequeño cuerpo sideral perdido entre la inmensidad de las galaxias.

La segunda por mano de Darwin: el hombre desciende de los simios y a pesar de su inteligencia es un animal entre los animales. La tercera y mas reciente, cuando el psicoanálisis demostró que la conciencia racional se asienta sobre una inmensa base de impulso, deseos y representaciones inconscientes. El desarrollo histórico de la teorías evolucionistas se ha enfrentado siempre con grandes resistencias. No solo porque aparentemente se opone a la letra del relato bíblico, sino, a un nivel mucho mas profundo, porque ponía en peligro la situación de privilegio de la especie humana, del animal racional. No es de extrañar, por tanto, que la controversia histórica sobre la evolución implicase mayor cantidad de prejuicios ideológicos, mas o menos consientes que argumentos objetivos, científicos.

La polémica evolucionista conmovió a la sociedad del siglo XlX, e incluso de la gran parte de la presente. En la actualidad, por una parte se ha visto como la evolución no solo no contradice la autoridad de la Biblia, sino que incluso puede iluminar su comprensión ( Teilhard de Chardin ); por otra los últimos residuos de injerencias ideológicas – la aparente oposición de algunos fenómenos particulares del proceso evolutivo tal como lo describe la ciencia actual y las aplicaciones mecanicistas del materialismo dialéctico ( affaire Lysenko )- se han superado por completo.

DARWIN Y SU TEORÍA
La primera edición de The Origin of Species se vendió enteramente el día de su publicación, el 24 de noviembre de 1859. Desde su primera aparición se ha estado imprimiendo constantemente y se ha traducido a unos treinta idiomas. El origen de las especies fue un libro importante en la época de Darwin y lo sigue siendo en nuestros días, pues la teoría de la evolución es la piedra angular de la biología moderna, y el libro de Darwin constituye el cimiento de dicha teoría. No obstante, Darwin no fue la primera persona en proponer que las especies de plantas y animales pueden cambiar con el tiempo. De hecho, el propio Darwin señaló no menos de veinte predecesores que habían escrito sobre aspectos de la evolución. Y, sin embargo, la moderna teoría evolutiva procede de Darwin. ¿Por que? Pueden darse dos razones principales.

En primer lugar, Darwin seleccionó pacientemente y de forma sistemática todos los tipos de pruebas que tenían relación con su tema. Cuando era joven había pasado cinco fructíferos años como naturalista a bordo del Beagle (1831-1836). Durante este largo viaje alrededor del mundo Darwin se transformó en un excelente naturalista, observando, recolectando y pensando constantemente sobre los muchos fenómenos geológicos y biológicos con los que se encontraba. Ya en 1837 empezó a dudar de que las especies fueran permanentes e inmutables, y aunque desde 1837 a 1859 estuvo atareado con muchas actividades científicas, esta cuestión del origen de las especies se le planteaba con frecuencia. Durante estos años leyó ampliamente, pensó profundamente y experimentó cuidadosamente. Como resultado, El origen de las especies es una obra de extensión y profundidad notables.

En segundo lugar, Darwin pudo proporcionar un mecanismo plausible para explicar de qué modo pueden llegar a cambiar las especies: la selección natural. Darwin se topó por primera vez con la idea de la selección natural en 1838, después de leer An Essay on the Principle of Population , de Thomas Malthus, un clérigo y economista político de principios del siglo XIX. Malthus se ocupaba sobre todo de las poblaciones humanas, pero señalaba que es un principio general de la naturaleza el que los seres vivos producen más descendientes de los que normalmente puede esperarse que sobrevivan hasta la madurez reproductora. Y, además, resulta que incluso el descubrimiento del principio de la selección natural no fue únicamente suyo, pues el naturalista Alfred Russel Wallace (1823-1913) lo descubrió de manera independiente en 1858, antes de que Darwin publicara los resultados de sus pacientes indagaciones. Wallace no conocía personalmente a Darwin, pero sabía de su reputación de naturalista experto con opiniones un tanto heterodoxas, y habían mantenido correspondencia, en términos generales, sobre la cuestión de si las especies eran permanentes. Envió a Darwin su corto ensayo, titulado On the Tendency of Varieties to Depart Indefinitely from the Original Type ( Sobre la tendencia de las variedades a apartarse indefinidamente del tipo original ), en el que se explicaban los principios de la selección natural, sin tener la menor idea de que Darwin ya había descubierto la selección natural ni del grado en que su ensayo adquiría prioridad sobre lo que constituía la obra de toda la vida de Darwin.

En la carta que acompañaba el ensayo, Wallace le pedía a Darwin que lo leyera y que, si le parecía que valía la pena, lo hiciera llegar a Charles Lyell. Darwin no sabía al principio qué era lo que debía hacer, pero Charles Lyell y Joseph Hooker, que simpatizaban con sus puntos de vista y que ya hacía algún tiempo que le instaban a que publicara, consiguieron que en julio de 1858 se leyera una memoria conjunta de Darwin y Wallace en la Linnean Society, y que posteriormente se publicara en el Journal of the Linnean Society de 1858. Tanto Darwin como Wallace se comportaron muy generosamente al respecto, y aunque Wallace era asimismo un naturalista muy distinguido no dejó nunca de otorgar a Darwin el reconocimiento como primer descubridor del principio de la selección natural. En vida, Darwin tuvo el mayor de los éxitos, pues.

El origen de las especies convenció a muchos de sus colegas receptivos de que la evolución biológica ocurre realmente. Tan convincente era la amplia gama de pruebas que Darwin reunió que, al leer por primera vez El origen de las especies, Thomas Huxley solo pudo comentar: “¡Qué extremadamente estúpido no haber pensado en eso !” Pero incluso Huxley, que se autodenominaba “el bulldog de Darwin”, no creía que se hubiera demostrado que la selección natural fuera el mecanismo primordial del cambio evolutivo. Por no haber estado sometida la selección natural a prueba experimental, Huxley y otros se abstuvieron de otorgar su aprobación entusiasta, e incluso Darwin empezó a buscar mecanismos adicionales.

Escribió otro libro sobre uno de los mecanismos accesorios ( la selección sexual ), y lo comentó brevemente en la sexta edición de El origen de las especies.

LA AVENTURA DE DARWIN UN VIAJE QUE CAMBIO AL MUNDO
Aquel frío 20 de diciembre de 1831, poca gente presto atención a un velero que, luchando contra el fuerte viento que encrespaba las olas, trataba de salir del puerto Plymouth, en Inglaterra. Era el HMS Beagle, buque cuyo nombre pasaría a la historia al igual que el de su capital Robert Fitzroy y el de su pasajero, el fracasado estudiante de medicina y también teólogo frustrado Charles Darwin. El Beagle cruza el Atlántico y desemboca en Brasil, donde empiezan las investigaciones de Darwin. “Nada escapa a su observación y a sus explicaciones, desde la fosforescencia del mar a las oleadas de mariposas, desde la descripción del indio Tehuelche a las costumbres de las águilas, guanacos o ratones.

Darwin todo lo trata de explicar, lo compara, lo analiza, encuentra las causas, las vinculaciones y las armonías y deja de tener vida y animación bajo su mirada inquisidora”. Dice Auza en el prologo al libro de Darwin ” Viaje a la Patagonia “.

El principio uniformitarista ejerció gran influencia en Darwin cuando su viaje en el Beagle, durante el cual cambió su mente hacia el concepto evolutivo, por 4 testimonios principalmente: 1. Presencia de especies correlacionadas pero distintas en zonas adyacentes de un mismo continente. 2. Similitud de estructuras entre formas fósiles y vivientes en las mismas áreas. 3. Semejanza de las especies isleñas respecto al continente cercano. 4. Diferencias entre las especies de islas cercanas. (Galápagos). Este hecho solo podía explicarse en función de modificaciones especificas en un ancestro común resultado de una adaptación al medio como condición para sobrevivir. A la vuelta…en Inglaterra Regreso el 2 de octubre de 1836. Darwin escribe en su autobiografía: “El viaje de Beagle ha sido el acontecimiento mas importante de mi vida y decidió toda mi carrera”.

En enero de 1839 se establece en Down. Allí escribió 20 años mas tarde ” El origen de las especies”. Mientras tanto seguía coleccionando hechos que demostrasen su idea sobre la modificación y variedad de las especies. Buscaba una causa natural para explicar el origen de las especies. Darwin no conocía el mecanismo de la herencia, pero sabia que ocurren variaciones y que, al menos algunas de ellas son hereditarias. Comienza a estudiar la modificación por domesticación, o sea, las diferencias entre especies domesticas y salvajes de paloma, de perro, de plantas. En esos casos la modificación resultaba de la selección, ya que los criadores quería mantener las modificaciones favorables. Encontró muchos ejemplos en que el hombre podía mejorar la naturaleza por medio de la selección artificial. Darwin estudio las hipótesis sobre la evolución de sus predecesores: conocía la teoría de Lamarck por el libro de Lyell sobre geología. Pero para Darwin, la teoría de lamarck requiere atención y observacio0n de hechos para hacerse evidente. Para Darwin el organismo se adaptaba al ambiente y no era el ambiente el que actuaba sobre el organismo. Darwin se inspira y completa su teoría al leer el ” Ensayo sobre la población” de Malthus ya que, luego plantea la idea de la lucha por la existencia.

¿QUÉ DICE LA TEORÍA DE DARWIN?
Se basa en tres observaciones y dos conclusiones deducidas de esas observaciones. 1. Si no existieran presiones ambientales todas las especies tenderían a multiplicarse geométricamente por progresión; o sea que una población que duplica su numero en el primer año tiene un potencial de reproducción suficiente para cuadruplicar su número en el segundo año, y así sucesivamente. 2. Pero bajo condiciones naturales, aunque se dan frecuentemente fluctuaciones, el volumen de una población permanece constante durante largos períodos de tiempo.

Primera conclusión No todas las gametas llegan a ser cigotas. No todas las cigotas llegan a ser adultos. No todos los adultos llegan a reproducirse; por lo tanto debe haber una ” lucha por la existencia”. Los organismos producen entre si mayor descendencia que la que concebiblemente puede sobrevivir. 3. Las modificaciones dentro de los miembros de una misma especie son muy frecuentes, o sea que, se observa gran modificación individual

Segunda conclusión En la lucha por la existencia, entonces, los individuos que muestran modificaciones favorables gozarían de la ventaja competitiva sobre los demás. Sobrevivirán en un numero proporcionalmente mayor y producirán descendientes en numero proporcionalmente mayor. Las modificaciones favorables se acumularan en la población por selección natural. Darwin identifica al ambiente como la causa principal de la selección natural; gradualmente el ambiente iría eliminado a los individuos con modificaciones desfavorables pero iría preservando a los que tuvieran modificaciones favorables. Así pues, Darwin no fue el primero en proponer una teoría de la evolución, pero su tratado fue el primero que se puede considerar maduro y persuasivo.

EN LA ANTIGÜEDAD¿ SE PENSABA EN LA EVOLUCION BIOLOGICA?

BREVE HISTORIA DE LA TEORIA EVOLUTIVA

La idea de que distintos organismos pueden transformarse unos en otros ya ha existido en la mente de algunos hombres desde los albores de la cultura. Las culturas primitivas manifestaron su curiosidad respecto de la evolución así como lo habían hecho respecto del origen del universo y de la vida. Ya fue expresada de forma especifica por algunos filósofos griegos como: Anaximandro de Mileto; que en el siglo VI a.C., pensaba que en su origen, el hombre nació de animales de otra especie, probaba esto el hecho de que en sus primeros años, los seres humanos sean incapaces de alimentarse por sus propios medios;, Tales, Epicuro, Pausanias, Heredoto y Empédocles de Agriento; que en el siglo V a. C., expuso que en la tierra aparecían cabezas sin cuello, brazos sin hombro erraban por ella y de un lugar a otro se desplazaban ojos carentes de frente, según el estos órganos separados se unieron por efecto del amor, formándose aso los seres vivos, también apunta a la idea de una especie de selección natural: los organismos no viables han sido eliminados por ejemplo los bovinos con cabeza de hombre, mientras que sobrevivían los organismos correctamente formados.

Esto ha incitado a ciertos historiadores a considerar a Empedocles como un precursor del Darwinismo. La transformación de seres en animales y de dragones en formas humanas constituye un tema familiar de la mitología de muchas culturas. Pero sus conocimientos biológicos eran escasos, de modo que aquel concepto de la evolución tenia que ser forzosamente vago, sin apenas relación con la teoría actual de la evolución. En nuestros días el estudio de las ciencias naturales aparece por su gran desarrollo, separado de la filosofía; en la época de la antigua Grecia ciencia y filosofía no estaban divididas ya que recién comenzaban su historia. Aristóteles (384-322 a.C.) discurrió en un sistema complejo de formas vivas en constante evolución, denominado «escalera de la naturaleza».

Hubo algunos autores antiguos que si tuvieron intuiciones mas o menos notables , por ejemplo, el poeta y filosofo latino Lucrecio, que vivió en el siglo I a.C. , describió de manera muy vivida la «lucha por la vida». A su juicio, el nacimiento de los animales podía explicarse simplemente por al leyes de la naturaleza, sin recurrir a la intervención de los dioses. Con la decadencia de Grecia termino una gran época de pensamiento especulativo. Con ella muere el antiguo espíritu griego de investigación libre y osada. Durante mas de XX siglos no surge una sola idea nueva con respecto al origen de la vida y la evolución biológica.

DE CÓMO EL IDEALISMO FILOSOFICO INFLUIA EN LAS IDEAS DE LA EVOLUCION RECORRAMOS ESTA HISTORIA…

Durante la edad media, en Europa, estudiosos, teólogos y poetas sostenían las posiciones semiorientales de la Biblia según las cuales todas las especies son fijas ( inmutables) y cada una de ellas existe en virtud de un acto especial de creación. Estaba muy extendida la creencia de que de la materia orgánica podían surgir animales y dicha creencia era considerada como compatible con la filosofía cristiana por los teólogos como Santo Tomas de Aquino . En realidad hasta la época de Redi y Spallanzani, la mayoría de gente creía que la carne en descomposición podía transformarse en moscas. Durante este periodo no encontramos posiciones evolucionistas.

En el renacimiento aumento el interés por la ciencias naturales, así que, desde el siglo XIV, gran numero de eruditos aceptaron como razonable el punto de vista de la evolución de las formas orgánicas. Se descubrieron en los terrenos fragmentos raros semejantes a huesos, dientes y conchas: algunos correspondían a partes de animales conocidos pero otros eran formas raras e ignoradas. Leonardo Da Vinci, en el siglo XV, interpreto estas circunstancias como restos de animales que existieron y luego se extinguieron. El concepto de otros tipos de seres vivos dio motivo a la teoría llamada «Catastrofismo» con la idea de que, por el fuego o las inundaciones ( Diluvio Universal), periódicamente hubieron perecido los seres, después de lo cual emergió de nuevo la existencia por actos de creación especial. Francis Bacon ( 1561-1626) fue un filosofo ingles que se oponía a todo dogmatismo en ciencias; defendió la experimentación científica y las observaciones minuciosas. Creo el método inductivo. Observando distintos animales y plantas llego a la conclusión de la diversidad de especies y pensaba que estas son producto de al influencia de condiciones de vida distintas. René Descartes ( 1596 – 1650) sostuvo las mismas ideas de Bacon. Busco las causas internas de los fenómenos naturales, excluyendo la necesidad de invocar fuerzas sobrenaturales para explicarlos. La idea de la permanencia de las especies como creación especial entro en la cultura judeocristiana a través de mitos como los relatados en el libro del Génesis.

Constituyo un principio básico de la historia natural durante los siglos XVII y XVIII, en parte como resultado de recopilaciones tan vastas de historia natural como las de Linneo.

Según la interpretación de la Biblia, las diversas especies vegetales y animales fueron creadas directamente por dios y son perfectamente estables. Había que ser muy audaz para atreverse a impugnar esta doctrina, con mayor razón si se piensa que ciertas ciencias como la paleontología y la embriología estaban aun en pañales.

En 1748, el francés Benoit de Maillet, contaba que todas las especies terrestres procedían tal vez de especies marinas correspondientes. Según él, hubo peces que se acostumbraron a vivir en tierra, dando así nacimiento a otros animales ( y, entre ellos, a ciertas aves). De la misma manera, los elefantes de mar engendraron a los elefantes terrestres. Y también los hombres provenían de criaturas marinas ( los tritones). Sin embargo, algunos naturalistas observadores empezaron a poner en duda el que las especies fuesen unidades intercambiables de la creación. Erasmus Darwin (1731-1802) abuelo de Charles Darwin publica entre otros “Le zoonomia”, donde especulaba sobre el origen y la evolución de la vida. El factor principal de la evolución era para él el creciente uso y desuso de ciertos órganos y como sus efectos se transmitían a su descendencia. Sus opiniones eran demasiadas avanzadas para su épocas; es por lo tanto ridiculizado.

Durante el siglo XVIII, un vasto movimiento subterráneo de raíces laicas recorre Francia ,y toma cuerpo en una publicación de gran envergadura, la Enciclopedia, obra que aspira a recopilar todo el saber positivo de su tiempo y que al final habrá de ser impresa clandestinamente. En ella colaboran un gran numero de conocidos representantes de la cultura francesa del momento: el matemático Dálembert, los filósofos y literatos Condillac, D’Holbach, Diderot, Helvetius, Voltaire y Rousseau, el historiados Montesquieu, los economistas Quesnay y Turgot, y otros mas. Los artículos de historia natural van firmados por Georges Louis Leclerc, conde de Buffon. Desde el campo de la historia natural, Buffon participara activamente en la tareas de divulgación cultural que se acometen en su época. Su contribución a la paleontología se encuentra compendiada básicamente en dos de sus obras: Théori de la Terre (1749), donde responde a las burlas de un Voltaire que ha confundido los comentarios de los diluvistas con la actividad específicamente paleontológica, y Ëpoques de la Nature (1778). Buffon se muestra 0impresionado por la obra de Newton, a cuya física recurre para explicar las variaciones observadas entre los seres vivos. Así, llega a afirmar que «la extensión y el incremento de los cuerpos vivientes o vegetantes sigue exactamente las leyes de la fuerza atractiva aumentándose a un mismo tiempo en las tres dimensiones» A su vez, el naturalista Buffon, por ejemplo, era a veces un campeón del fijismo, mientras que otras veces favorecía el transformismo.

Su transformismo no alcanzaba nunca, sin embargo, el status de una teoría coherente de la evolución, sino que mas bien era una expresión de la «degradación» de los organismos a partir de un tipo ideal original, «todos los animales proceden de uno solo que en el curso de las edades ha producido, al perfeccionarse y degenerar, todas las razas de los demás animales».

Otros filósofos del siglo XVIII favorecían un tipo de transformismo que incluía elementos de la moderna teoría evolutiva. Pierre de Maupertuis, por ejemplo, describió en su Venus Physique (1746) negros albinos y sugirió que podían originarse por alteraciones aleatorias de «parte del fluido seminal», es decir, tuvo « una visión bastante clara de los procesos de mutación y de selección».

Por un lado, los seres vivos pueden modificarse de manera accidental a lo largo de las generaciones; por otro , las modificaciones útiles pueden conservarse y acumularse, mientras los individuos no aptos quedan condenados a desaparecer.

En 1785, James Hutton definió el concepto del uniformismo en el sentido de que las fuerzas geológicas obraron en el pasado lo mismo que obran en el presente. Concluyo que los proceso de erosión, sedimentación, invasión y levantamiento, en el largo curso de las épocas explicaría la presencia de residuos fósiles en las capas geológicas superpuestas. Pero esta claro que ya en el siglo XVIII, muchos naturalistas contemplaban la hipótesis de la variabilidad de las especies. Los creacionistas utilizaron durante mucho tiempo los progresos de la sistemática para fundamentar sus ideas. G. Cuvier (1769-1832) Fundador de la Paleontología de vertebrados y de la anatomía comparada, reconoció que debían haberse producido épocas geológicas sucesivas en la evolución de la vida en la tierra, pero negó totalmente que había habido cambio en las especies. Rechazo y ridiculizo en su conjunto el principio de la evolución.

“DE LO MAS SIMPLE A LO MAS PERFECTO “… ¿ME CALLO O ME ARRIESGO A SUFRIR EL RIDICULO?

Mientras Cuvier sostenía su creacionismo fijista, vivía en Francia un profesor que ni hizo mucho caso a las ridiculizaciones que Cuvier hacía a las posiciones evolucionistas: era Jean B. Lamarck (1744-1829), habiendo llegado a tener ciertas ideas sobre el origen de las especies, estaba dispuesto a sufrir ridículo u pobreza con tal de decir lo que sentía que era la verdad. Expresó sus primeras opiniones evolucionistas en obras que aparecieron a principios del siglo XlX, tales como. ” La historia natural de los vegetales” (1803) y su famosa ” Filosofía de la Zoología” (1809).

El mecanismo evolutivo que postulaba Lamarck es el de la necesidad o deseo interno de adaptación . El medio impone cambios en el comportamiento bajo la forma de nuevos hábitos y estos son el origen de todas las variaciones evolutivas. Estas variaciones se fijaban por herencia de esos caracteres adquiridos. Podemos sintetizar las opiniones de Lamarck en tres puntos que corresponde a sus tres leyes:

1. El origen de un nuevo órgano o transformación esta motivado por una nueva necesidad, la cual provoca un ” sentimiento o impulso interno” que induce a la formación del órgano

2. El uso y desuso de las partes del organismo conducen a su mayor o menor desarrollo e incluso a su degeneración ( desaparición).

3. Las modificaciones que se acumulan en un individuo a lo largo de su vida, se transmiten a su descendencia ( herencia de los caracteres adquiridos)

La teoría evolucionista de Lamarck fue recibida con hostilidad por los círculos dirigentes de Francia y por la mayor parte de los naturalista de su época.

Para desacreditarla se buscaron sus partes inconscientes como por ejemplo la de que bajo la influencia de ciertas necesidades surgían en el animal nuevos órganos o aumentaban el tamaño. Lamarck creía en la herencia de los caracteres adquiridos pero esto no constituía el centro de su teoría evolutiva. Su argumento principal era que la vida es generada continua y espontáneamente; que de una forma sencilla se aumenta en complejidad debido a la acción de una fuerza que constantemente complica la organización.

El prestigio de Cuvier era muy fuerte en los círculos científicos y esto freno el progreso de la idea evolucionista en la biología. Lamarck muere en 1829 y hasta esa fecha nadie había dado prueba, datos, experiencias contundentes que pudieran confirmar la teoría de la evolución de las especies y refutar totalmente las posiciones de Cuvier. Era necesario reunir, profundizar, extender y sintetizar mas información.

El que va a realizar esa inmensa tarea será Charles Darwin que con su libro el Origen de la especies revolucionara toda la biología. No obstante, Darwin tuvo problemas, muchos de los cuales reconoció y comento en la primera edición del Origen de la especies. Después de 1859, sus críticos plantearon otros, y en la ediciones subsiguientes Darwin los fue considerando metódicamente.

Los evolucionistas de la primera mitad del siglo XlX alimentaban sus hipótesis en silencio sobre la evolución biológica ya que la desaprobación se daba a dos puntas:

a. Los teólogos que sostenían la teoría de la creación

b. Los mismos hombres de ciencia de la época, porque se preguntaban: ¿ que pruebas tenemos de la evolución?.

Así, los enemigos de la evolución se fortalecían. -Aparece una serie de ensayos, los “Bridgewater Treatises” donde hablan de creación especial -En la obra de W. Paleit aparece una teología natural.

A ellos nada les parecía mas fijo e inmodificable que la misma creencia de la inmodificación o inmutabilidad de las especies. Pero tantos unos como otros dieron importancia a la adaptacion, y los mismos ejemplos que ellos citan para mostrar una creación especial fueron dados por los evolucionistas 50 años después para mostrar la evolución.

En la época de Darwin había muchos obstáculos para que los hombres de ciencia renunciasen al dogma de la creación. No podían incorporar la idea de transformación. La teoría de la selección natural dio empuje a la búsqueda de pruebas nuevas como la edad de la tierra y de los fósiles. Darwin recibió finalmente reconocimiento y honores por parte de los científicos de su época, como por ejemplo: -1864. Medalla Copley de la Royal Society -1860. Fue nombrado miembro de la Academia de Ciencias de Filadelfia. El 16 de abril de 1882 muere Darwin, lo entierran junto a la tumba de Isaac Newton, en la Abadía de Westminster, en presencia de los representantes de las Sociedades Científicas. Solo en el siglo XX hemos podido apreciar todo lo que valía el genio de la tenacidad de Darwin, pues la genética moderna y muchas observaciones de campo e investigaciones de laboratorio nos han demostrado en verdadero potencial explicativo de las teorías de Darwin. Especialmente desde la década de 1920, con los escritos de genéticos de poblaciones tales como sir Ronald Fisher, J. B. S. Haldane y Sewall Wright, se ha hecho evidente que una síntesis de la labor de Darwin sobre la selección natural con la de G. Mendel sobre la genética producen un cuadro coherente e inteligible del camino evolutivo. A esto se le ha denominado la síntesis neodarwinista: darwinista porque acepta la selección natural, y neo- porque utiliza las teorías de la herencia.

ACERCA DE COMO SE ORIGINAN LAS VARIACIONES EN LA TEORIA DE LA EVOLUCION

Cuando muere Darwin en 1882 ya la mayoría de los investigadores que trataban el tema de la evolución aceptaban la idea de un mundo en constante evolución y cambio. Darwin muere dejando su teoría incompleta. Si bien explicó cómo cambian y evolucionan las poblaciones no pudo demostrar de manera convincente como se transmiten esas modificaciones de padres a hijos. Para esta época el monje austríaco George Mendel descubre las Leyes de la Herencia pero su trabajo no produce el interés que merecía. Como dice Ernst Mayr: “Los defensores de las teorías teológicas pese a todos sus esfuerzos, han sido incapaces de encontrar ningún mecanismo (excepto los sobrenaturales) que pueda explicar el finalismo que postulan.

Hoy en día la posibilidad que pueda existir algún mecanismo de este tipo esta totalmente descartada, merced a los hallazgos de la biología molecular”. ” La Evolución” pag 7 -libros de investigación y ciencia.

Hacia 1880 un biólogo alemán, A. Weismann acepta totalmente la teoría de Darwin con excepción del punto en que habla de la herencia de los caracteres adquiridos como lo planteaba lamarck. La posición de Weismann se llamo ” Neodarwinista primitiva”. La sustancia hereditaria o plasma germinal, como la llamo, es trasmitida de una generación a la siguiente sin ser influida por los cambios corporales adquiridos durante el ejercicio, las heridas o la enfermedad. La mayoría de los científicos han aceptado que los descubrimientos de Weismann y otros refutaron el Lamarckismo, pero en el siglo XX ha habido algunas voces discrepantes.

Dos de las mas famosas fueron las del genético austríaco Paul Kammerer y la del biólogo ruso Trofim Denisovich Lysenko. La obra de Kammerer la ha descrito el iconoclasta Arthur Koestler. Insiste en que la mayor parte del trabajo experimental de Kammerer es valido, y que únicamente por dogmatismo científico se rechaza la interpretación Lamarckista de los fenómenos que Kammerer describió. Lysenko consiguió ganarse el favor de Josef Stalin y, con ello influir en la política agrícola rusa durante dos décadas a partir de 1930. Lysenko no era un genético, y los científicos occidentales pronto desacreditaron sus escritos Lamarckistas por fantásticos. T. Huxley gran defensor de Darwin no se aceptaba el gradualismo y planteaba que las especies se originaban no mediante un proceso gradual sino a saltos.

Hugo de Vries, en 1901 también postula la evolución a saltos. Tanto De Vries como T.H. Morgan redescubren las leyes de la herencia de Mendel y fundamentan el proceso a saltos plateando que las nuevas especies se originan por la aparición de numerosas mutaciones. Mas aun con el estudio de la genética de poblaciones en la década de 1920 comienza a cambiar la situación.

NACIMIENTO DE LA TEORIA SINTETICA

Hacia 1940 se llega a una síntesis entre los estudios y descubrimientos de la paleontología, la sistemática y la genética. Esta nueva síntesis, llamada “Teoría Sintética de la Evolución” ampliaba la teoría de Darwin, la enriquecía con los estudios de la teoría cromosómica de la herencia, la genética de poblaciones, el concepto de especies y otros avances y conocimientos de la biología y la paleontología. Julián Huxley ( nieto de Thomas Huxley), en 1942 llamo teoría sintética de la evolución a la teoría neodarwinista. 1947 se realiza en Princeton, Inglaterra un congreso que celebra el cuerdo entre las 3 disciplinas antes mencionadas para considerar a los organismos vivos no en forma aislada sino como miembros de poblaciones, es decir encarando el estudio de la evolución a nivel poblacional y no a nivel de individuo.

T. Dobzhanzky ( genetista), E. Mayr ( sistemático) y G.G. Simpson ( paleontólogo) son los principales fundadores de la Teoría Sintética. Dobzhanzky en su libro ” Genética y el origen de las especies” 1937, expone la relación de la genética con la selección natural y el abandono de la teoría de la evolución a saltos.

En definitiva la evolución se entiende como un cambio en la frecuencia de los genes en el seno de las poblaciones. E. Mayr en ” Sistemática y origen de las especies” 1942, hace hincapié en tres puntos importantes para comprender el origen de nuevas especies:

a. el concepto biológico de especie.

b. la variación geográfica de especie.

c. la especifican alopatrica.

G.G. Simpson en ” Tiempo y modo en evolucion” 1944, unifica los estudios de la paleontologia y la genetica de poblaciones e intenta demostrar con resgitros paleontologicos la idea de Dobzhanzky de que la evolucion es la acumulacion gradual de pequeñas variaciones ( mutaciones de genes) en una poblacion.

Como vemos el resulatdo del congreso de Princeton de 1947 es la Teoria Neodarwinista tambien llamada Teoria sintetica de la evolucion ( o sisntesis moderna) que se puede resumir en: ¨ Las pequeñas variaciones de Darwin son explicadas por las mutaciones de genes. ¨ La herencia de los caracteres adquiridos es definitivamente descartada ¨ Las variaciones aleatorias ( al azar) son consecuencias de la selección natural. ¨ La evolucion se da en un proceso gradual y guiada por la selección natural.

LA POLEMICA ACTUAL: ¿ MECANISMO EVOLUTIVO GRADUAL O A SALTOS?

En 1970 dos paleontólogos americanos N. Eldredge y S.J. Gould, cuestionan el gradualismo de la teoría sintética. Ellos retoman el planteo de Thomas Huxley señalando que este tenia razón al advertir que la evolución no se da en forma gradual y que es necesario abandonar el gradualismo pero no el Darwinismo. Ambos postulan que cada especie permanece estable en lo que se refiere a lo esencial de sus caracteres durante millones de años, luego es reemplazada por otra especie no en forma gradual sino bruscamente, sin transición.

Para Gould y Eldredge la macro y la micro evolucion son fenomenos diferentes, son dos niveles semi independientes en la evolucion biologica.

¿SON SOBERANOS LOS GENES?

E.O. Wilson ( entomólogo), en 1975 publica ” Sociobiologia: la nueva síntesis ” , donde define a la sociobiologia como el estudio sistemático de las bases biológicas de todo comportamiento social. Esto quiere decir que para entender las bases biológicas del comportamiento social de Wilson hay qye enfocarlo como producto de la selección natural Darwiniana. No solo explica los rasgos fisico de los organismo por medio de la teoria de la evolucion de Darwin, sino que la aplica tambien a los comportamientos animales y en su interacciones con otros animales. Las interacciones entre los organismos de una misma especie estarian determinadas por la selección natural y a esta interaccion le da el calificativo de “social” . Wilson entiende por selección el mantenimiento de un solo alelo en la poblacion: el mas apto. Reduce el proceso evolutivo a una competencia entre alellos para ganar la representacion mayoritaria en la poblacion. Es la teoria del gen egoista donde todo sucede para que cada gen tenga por fianlidad propagarse en la poblacion es decir incrementar el numero de representantes en ella hasta ser mayoritariamnte absoluto con respecto a sus alelos competidores. A esta corriente también se la llama “Neodarwinista Conservadora” y tiene adeptos entre los biologos como R. L. Trivers, R. Dawkins, J. Maynard Smith.

LA BIOLOGIA EVOLUTIVA HOY

Al bosquejar un siglo de biología darwinista quizá haya dado la impresión de que la mayoría de los grande temas evolutivos se han resuelto pulcramente. No es así, pues cada una de las ramas de la ciencia esta cambiando continuamente, y la controversia presta fuerza y excitación a la aventura científica. Sin embargo hay puntos que parecen estar establecidos mas alla de toda duda: el hecho de la evolucion; el ADN como sustancia genetica; el dogma central de la genetica molecular. Naturalmente dentro de cada una de estas áreas del conocimiento todavía quedan preguntas por contestar, pero cada campo contiene un núcleo consolidado de hechos en los que podemos depositar nuestra confianza. Hoy en día se esta realizando investigación de importancia desde el punto de vista evolutivo en cada una de las distintas disciplinas que Darwin escudriño en busca de pruebas para su teoría. La anatomía, la embriología, la fisiología, la geología, la paleontología, la genética, la taxonomía y la ecología, todas tiene su contribución que hacer a la teoría evolutiva. Mientras tanto, una cosa es cierta: todos los aspectos de la moderna biologia evolutiva pueden verse como parte de un programa de investigacion inugurado por EL ORIGEN DE LAS ESPECIES.

Bibliografía:

· Evolución de la evolución, mayo de 1982, El correo de la UNESCO

· Evolución, Dobzhansky, Ayala, Stebbins y Valentine, editorial

· La evolución de las especies, 1974, Biblioteca Salvat de Grandes Temas, Barcelona

· Charles Darwin El Origen de las Especies, Introduccion de Richard E. Leakey, 1994, Ediciones del Serbal, Barcelona.

· Cuadernos de biologia. La Evolucion: cambio, movimiento y asombro, 1985, Judith. E. Diacovetzky, Betriz I. Goldstein, Lidia E. Daleffe, Eudeba, Argentina.

· Revista de Geografia Universal, año 1 volumen 1 nro: 2, agosto 1977, Editores 3A S.A.

Autoras: Romina Iudica y Maria Eugenia Sanchez Settembrini.